Aprende a reparar los pequeños arañazos en la chapa del coche

Aprende a reparar los pequeños arañazos en la chapa del coche

A veces, descubrimos que nuestro coche tiene un pequeño arañazo producido seguramente por un roce al aparcar o por el tropiezo de un peatón y por el que, pensamos, no merece la pena llevar el coche a un taller de chapa y pintura en Valladolid ni dar un parte al seguro para que nos lo reparen. Sin embargo, esos pequeños arañazos en la chapa o esas minúsculas rayas que se forman junto a las manijas de las puertas pueden repararse fácilmente evitando que el daño pueda hacerse mayor.

Tú mismo puedes tapar esas pequeñas rayas en la chapa utilizando un lápiz repara arañazos. En cualquier tienda de repuestos para el automóvil puedes encontrar dos tipos de lapiceros: unos son de pintura y otros de resina. Vamos a explicarte cómo utilizar los lápices de resina para eliminar fácilmente esos arañazos sin necesidad de traer el coche a nuestro taller de chapa y pintura en Valladolid.

Los lápices de resina son ideales cuando el arañazo que quieres reparar no es excesivamente profundo, y sólo utilizando este tipo de lápices, a menudo sirven para eliminar el arañazo por completo. Cuando el arañazo  ha afectado a más de una de las capas de la pintura, el lápiz de resina evitará que ese arañazo vaya a más y pueda comenzar a oxidar la chapa metálica.

Utilizarlo es muy sencillo. La zona que vas a “pintar” tiene que estar perfectamente limpia y seca. Agita bien fuerte el lápiz hasta que la punta esté perfectamente empapada y aplica generosamente una y otra vez hasta cubrir todo el arañazo. Con una servilleta retira la resina sobrante de los bordes y espera a que seque antes de aplicar otra capa.

Si los arañazos son más grandes te esperamos en Argauto Motor.  

haz clic para copiar mailmail copiado