Cuidar la chapa del coche

Cuidar la chapa del coche

Si la chapa de tu coche se mantiene en óptimas condiciones, no tendrás que llevarlo a pintar, ni que coger un vehículo de sustitución en Valladolid. Es algo que tienes más probabilidades de conseguir si no conduces de forma agresiva y si tomas una serie de precauciones que te ayudarán a mantener en buen estado la pintura del utilitario.

Lo primero que te aconsejo es que tengas cuidado con lo que apoyas encima de la carrocería porque muchas veces nos relajamos y luego llegan las lamentaciones. Por ejemplo, las de los padres y madres que tienen la costumbre de apoyar sobre el coche la bolsa de deportes del niño o la maleta del colegio. Se hace alegremente sin recordar que ese tipo de bolsas suele tener cremalleras metálicas que pueden acabar provocando rozaduras de consideración.

Tampoco deberías aparcar junto a jardines en los que se riegue con aspersores de agua no potable, que probablemente arrastre restos minerales que también pueden ser perjudiciales. En estos casos, lo que resulta muy perjudicial es que este tipo de agua se seque sobre la carrocería, porque la chapa se puede resentir. Si ocurre, necesitarás un vehículo de sustitución en Valladolid.

Te vendría muy bien ir a una tienda especializada para comprar una cera que contenga polímeros, que te ayudará a proteger la chapa de los efectos nocivos del sol, las heces de los pájaros, la savia de los árboles, la lluvia ácida y los restos de los insectos pegados.

También se recomienda lavar periódicamente el coche, algo que conviene hacer a la sombra. Lo siguiente es secarlo bien y si tienes tiempo, encerarlo.

Y en épocas de calor con muchas horas de sol, lo mejor que puedes hacer al aparcar durante las horas centrales del día es cubrirlo con una funda protectora de rayos UV.

Son recomendaciones que te hacemos desde Argauto Motor.

haz clic para copiar mailmail copiado